Sábado, 05 Diciembre 2020

Índice del artículo

Argentina repunta en el consumo de carne de pollo

 26 febrero, 2013 by Isidro Molfese

Adrián Bifaretti es el Responsable de Promoción Interna del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA) y autor del siguiente artículo. A principios del 2000 teníamos un consumo de pollo de 20 kilos por habitante al año y hoy es de 40 kilos.

Bol 102 ArgentinaEl precio de la carne vacuna subió menos inclusive que el pollo y otros alimentos.
 
A pesar del crecimiento que ha tenido en la matriz cárnica el consumo de pollo, Argentina sigue teniendo hoy en día uno de los mayores valores de consumo per capita de carne vacuna. Estamos hablando casi de 57 kilos de carne bovina.
   
A principios del 2000 teníamos un consumo de pollo de 20 kilos por habitante al año y hoy es de 40 kilos. 

La carne vacuna lo que ha hecho en cuanto a consumo ha ido copiando prácticamente los vaivenes de la producción en Argentina: fue siguiendo el ciclo ganadero. 
   
Al principio hubo un crecimiento incentivado por mayor rentabilidad y mejores condiciones de mercado; después a partir del 2005 y 2006, hubo una situación donde se empezó a dar todo el proceso de liquidación por falta de incentivos con la máxima expresión en el 2008 y 2009 y finalmente, la escasez estructural de hacienda ha hecho que el consumo baje. 

No obstante, el hecho a resaltar es: creció mucho el pollo, pero Argentina sigue teniendo un alto consumo de carne vacuna, prácticamente con un Uruguay, uno de los más elevados del mundo.  

Mientras que el segundo punto a destacar es que en un escenario donde a la gente le preocupa lo que puede llegar a pasar con los precios de los alimentos y la inflación, el consumidor demuestra un comportamiento de compra en el que lo que más le interesa es maximizar el dinero que gasta en alimentos. 

En esa preocupación, si bien la imagen de precios de la carne vacuna ha tenido algunos problemas por el incremento de precios, también es cierto que el ama de casa sabe que la carne vacuna es una de las que más rinde, si se la compara con el pollo y con el pescado. 

Este nivel de consumo de carne vacuna que tenemos de casi 57 kilos está contemplando no sólo el precio, el cual ha ido convalidando, si no que también ha contemplado el hecho de que la carne vacuna es uno de las carnes que más rinde. 
   
La otra cuestión que hay que rescatar es que a veces los consumidores tienen cierta percepción de cómo funciona o se comporta el mercado y éste va en otra dirección.
   
El consumidor piensa que la carne más barata la va a encontrar en los supermercados y en el Instituto (IPCVA, Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina) hemos detectado a través del relevamiento de precios que hacemos, que la carne de supermercados termina siendo más cara que la de carnicerías. 

En tanto, el estudio de Mercado que tiene el IPCVA, de relevamiento de precios en 200 puntos de venta, en Capital Federal y Gran Buenos Aires, el análisis da, cuando se compara mayo de 2012 con mayo 2011, que el precio de la carne vacuna ha aumentado un 19 por ciento, es decir creció menos que los valores privados de inflación. 
   
El precio de la carne vacuna subió menos inclusive que el pollo y otros alimentos y mucho menos lo hicieron los cortes de mayor arraigo popular como pueden ser los de milanesas, que aumentaron en torno a un 17 por ciento. 
   
Este es otro ejemplo en el que a veces el mercado viene con una inercia de acuerdo con su comportamiento y en donde es importante mostrarle a la opinión pública cómo es la realidad, más allá de lo que el consumidor percibe o las expectativas de aumento de precios que tiene. 
   
Las decisiones más allá del precio, en algún momento pueden llegar a jugar en contra de mayor sustitución de la carne vacuna porque encontramos que hay algunos frenos a los productos sustitutos como pueden ser el cerdo o el pollo.
   
Hay alguna imagen que se hace la gente de estos productos, donde claramente se sabe que rinden menos que la carne vacuna o en el cerdo que ésta puede llegar a engordar más que la bovina. 

Insisto, más allá de los precios, desde la percepción del consumidor, pueden aparecer algunos otros frenos al consumo de productos sustitutos. 
   
Sería interesante que la Argentina, cuando analiza los medios de comunicación y ve por donde pasan los ejes de lo que se habla sobre carne vacuna, tratemos de no ver malas noticias ya que la carne vacuna tiene muchos puntos a favor: es una fuente de zinc, vitaminas, es un producto muy noble que rinde y que la mayoría de las amas de casa lo saben cocinar.  

Se habla del alto precio o que podría perjudicar la salud y sin embargo hemos hecho estudios en el Instituto donde puntualmente para la carne argentina, en el caso de un uso ordenado, en una dieta, para el colesterol y ha modificado bien los parámetros de la gente sana.

 

Eventos

Diciembre 2020
D L M X J V S
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31